Spathiphyllum cuidados | Espatifilo o lirio de paz

¿Buscas una planta de interior para añadir a tu colección pero no quieres complicarte demasiado? El género Spathiphyllum (también conocido como espatifilo o lirio de paz) puede ser la opción ideal para ti. Su escasa demanda de luz y sus cuidados fáciles hacen que el cuidado de Spathiphyllum sea bastante sencillo.

Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber sobre el cuidado del espatifilo.

Nombre(s) (común, científico) Espatifilo, lirio de paz, Spathiphyllum
Nivel de dificultad Fácil
Nivel de luz Luz brillante e indirecta
Agua Mantener ligeramente húmeda
Substrato Tierra para macetas

Spathiphyllum habitat natural

En las regiones tropicales de América Central, los lirios de paz crecen en el suelo de la selva, en zonas más sombreadas y alejadas de la luz solar directa.

En la naturaleza, estas plantas están acostumbradas a recibir una humedad constante. Algunas de las zonas en las que se encuentran reciben hasta 10.000 mm de lluvia al año.

Flores del lirio de paz, una planta de interior conocida científicamente como Spathiphyllum.

Spathiphyllum luz & temperatura

Luz

Como se ha mencionado anteriormente, los espatifilos prefieren estar en zonas más sombreadas. De hecho, un lirio de paz es una excelente opción para los principiantes porque sus necesidades de iluminación son muy fáciles de satisfacer. Lo ideal es una luz brillante pero indirecta, ya que el sol directo puede quemar las hojas.

Si quieres mantener tu espatifilo en una ventana que reciba sol directo, puedes usar una cortina transparente para ayudar a reducir la intensidad de la luz solar.

Consejo: Los lirios de paz aparecen a veces como «plantas de interior que pueden sobrevivir en la oscuridad» o «plantas de interior que no necesitan luz». Lamentablemente, por muy inconveniente que sea, todas las plantas de interior necesitan luz. Una habitación sin ventana no puede sostener un espatifilo (ni ninguna otra planta de interior), a menos que se use iluminación artificial.

Temperatura

Dado que los lirios de paz son originarios de zonas tropcales en América Central, naturalmente están expuestos a temperaturas cálidas que fluctúan entre los 21 y los 32 °C durante el año. Por suerte, los espatifilos también pueden prosperar en interiores. Se ajustan fácilmente a la temperatura media del hogar (18 a 24°C).

Hay que tener en cuenta que estas plantas son sensibles a las corrientes de aire. Asegúrate de mantener la tuya lejos de las zonas frías de tu casa, como cerca del aire acondicionado, si quieres que prospere.

Spathiphyllum, una planta de interior popular también conocida como lirio de paz.
Incluso sin flores, Spathiphyllum es una planta muy decorativa.

Spathiphyllum substrato & (re)plantación

Substrato

A la hora de plantar, cualquier sustrato de uso general para plantas de interior servirá para el espatifilo. Sólo hay que asegurarse de que sea lo bastante suelto para permitir una adecuada aireación y drenaje.

Para ayudar a ello, puedes utilizar algo de perlita o trozos de corteza. Estas partículas más grandes permiten que el exceso de agua fluya con facilidad y garantizan que la tierra no se agrupe demasiado alrededor de las raíces de tu lirio de paz.

(Re)plantación

Asegúrate de utilizar siempre una maceta con un agujero de drenaje para tu espatifilo. Aunque a esta planta le gusta que la tierra esté ligeramente húmeda, odia el exceso de agua. La podredumbre de las raíces es un riesgo si el drenaje no es adecuado. Las macetas de plástico normales funcionan perfectamente y pueden utilizarse en combinación con una bonita maceta decorativa.

Si has seguido todas las instrucciones para el cuidado de tu lirio de paz y aún así no crece bien, puede que sea el momento para replantar. Al fin y al cabo, estas plantas pueden llegar a ser bastante grandes y podrían necesitar más espacio antes de lo que crees. Para sacar más fácilmente el espatifilo de su recipiente, puedes regarlo la noche anterior. Esto ayudará a aflojar la tierra entre las raíces, para que no las dañes demasiado.

Cuando llegue el momento de trasplantar el lirio de paz, agarra la base de la planta mientras aprietas la maceta para ayudar a aflojarla. Si das un pequeño tirón, la planta debería salir. Si las raíces han crecido a través de los agujeros de drenaje del fondo, es posible que tengas que usar un cuchillo o unas tijeras para cortar algunas. No hay ningún problema en sacrificar algunas raíces y tu espatifilo debería estar bien una vez que se haya adaptado a su nuevo contenedor.

Flores blancas del espatifilo, una planta de interior conocida científicamente como lirio de paz.

Regar Spathiphyllum

Si quieres saber con qué frecuencia deberías regar un lirio de paz, tienes que tener en cuenta que estas plantas proceden de hábitats muy húmedos de la selva tropical. Sin embargo, como se ha mencionado anteriormente, eso no significa que les guste que el suelo esté empapado. De hecho, el riego excesivo y/o la falta de drenaje adecuado pueden provocar fácilmente la putrefacción de las raíces, incluso en una planta tropical amante del agua como ésta.

No puedo decirte con exactitud la frecuencia con la que debes regar el espatifilo, ya que depende totalmente de factores como la temporada y el nivel de luz. Lo ideal es que el substrato esté ligeramente húmedo. Deja que se seque un poco más durante los meses de invierno, cuando la planta no está creciendo activamente. Riega con un poco más de frecuencia durante el resto del año.

Propagar Spathiphyllum

A la hora de propagar el lirio de paz, debes utilizar el método de división. Como Spathiphyllum crece a partir de rizomas que se expanden horizontalmente, todo lo que hay que hacer es cortar entre los nudos. Un solo lirio de paz puede dividirse en un montón de plantas nuevas para regalar o para tu propia colección.

El momento más fácil para propagar especies rizomatosas como ésta es al replantar. Asegúrate de dejar unos cuantos grupos de hojas y raíces para cada porción, ¡y tendrás varias plantas nuevas listas para plantar y disfrutar!

Spathiphyllum, una planta de interior popular también conocida como lirio de paz.

Abonar Spathiphyllum

Los lirios de paz no necesitan mucho abono para prosperar. Si quieres que tu planta crezca bien, puedes utilizar un abono para plantas de interior cada 4 semanas aproximadamente. Deja de abonar en invierno.

Aunque la cantidad y la frecuencia exactas dependen del tamaño de la planta y de las condiciones en las que crezca, puedes abonar hasta una vez cada dos semanas durante los meses de verano, cuando la planta está creciendo activamente. Asegúrate de diluir el fertilizante, ya que las raíces del espatifilo son sensibles a las quemaduras provocadas por los fertilizantes.

Problemas con Spathiphyllum

Hay algunas cosas que hay que vigilar con el Spathiphyllum que pueden ser indicios de problemas. Por suerte, la mayoría de los problemas con esta planta son bastante fáciles de resolver si se puede identificar lo que está pasando.

  • Puntas marrones en lirio de paz. Esto podría ser una señal de que la planta está recibiendo demasiada luz solar directa.

    Una solución fácil para esto es alejar la planta afectada de la ventana para evitar futuras quemaduras. O, como ya se ha mencionado, conseguir una cortina fina que ofrezca algo de protección contra los rayos más fuertes del sol.
  • Lirio de paz caído. Si tu espatifilo parece algo triste y marchitado, es una clara señal de tiene sed. Una vez que riegues la planta, verás que empieza a recuperarse en tan sólo unas horas. La verdad es que es fascinante verlo.

    Si las hojas siguen pareciendo flácidas después del riego, revisa el substrato. Es posible que se haya compactado alrededor de las raíces, impidiendo que entren en contacto con el agua que les proporcionas. La planta también podría estar afectada por la podredumbre de las raíces.
  • Lirio de paz con hojas marrones o amarillas. Si ves hojas marrones, hojas amarillas o puntas marrones, esto puede estar relacionado con problemas de riego. El riego excesivo es el principal culpable, pero la acumulación de minerales también puede ser un problema para los lirios de paz. Son un poco sensibles al agua del grifo. Si observas un exceso de hojas descoloridas, deberías empezar a enjuagar la tierra con agua destilada cada pocos meses.

    Si abonas regularmente tu espatifilo, asegúrate también de no excederte. Y si no lo abonas nunca, quizá sea el momento de replantar o de comprar una botella de fertilizante para plantas de interior.
  • Plagas en lirio de paz. Criaturas desagradables, como las cochinillas, se instalarán con gusto en tus plantas. Por suerte, puedes ayudar a prevenir una infestación limpiando regularmente las hojas y haciendo comprobaciones visuales.

    Limpiar las hojas también le ayudará a tu espatifilo a realizar una mejor fotosíntesis, ya que elimina el polvo y las manchas de agua.
Spathiphyllum, una planta de interior popular también conocida como lirio de paz.

Comprar Spathiphyllum

Cuando compres un lirio de paz, busca un ejemplar sano con un follaje verde intenso. Hay muchas variedades con diferentes tamaños y follaje, ya que «espatifilo» es un nombre para todo el género Spathiphyllum y no para una sola especie.

La variedad más común a la venta parece ser el Spathiphyllum wallisii, pero hay muchas más. Esto incluye incluso algunos cultivares variegados, como los impresionantes Spathiphyllum ‘Picasso’ y ‘Domino’.

Probablemente no tendrás problemas para encontrar esta planta en tu tienda de plantas local.

Consejo: Si compras tu lirio de paz en primavera o verano, puede que encuentres plantas que ya han empezado a florecer. Aunque estas flores son preciosas, puede que sólo duren un par de meses. Es probable que la planta posponga la floración durante un tiempo después de que las flores originales mueran. De este modo, podrá centrarse en adaptarse a su nuevo entorno, así que asegúrate de apreciarla también por su follaje.

¿El Spathiphyllum es tóxico para los gatos y los perros?

Sí, según la ASPCA, el espatifilo es algo tóxico para las mascotas (y los humanos). Sin embargo, es menos peligroso que los verdaderos lirios, como el lirio de Pascua o el lirio tigre, que pueden causar fallos renales.

La planta no contiene una toxina real, pero todas sus partes están llenos de cristales de oxalato de calcio. Estos cristales microscópicos son muy puntiagudos y, por tanto, pueden causar irritación en gatos, perros, niños y en ti. Coloca tu lirio de paz fuera del alcance de las criaturas curiosas.

Los síntomas de intoxicación incluyen: babeo, manosearse la boca, disminución del apetito y vómitos.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.