Hedera helix | Cuidados de la hiedra común

¿Falta en tu casa una planta colgante y enredadera? Hay una especie perfecta para ti. El cuidado de Hedera helix (también conocida como hiedra común) no es demasiado difícil y es una planta trepadora de crecimiento rápido. ¡La forma perfecta de añadir algo de verde a esos lugares vacíos de la parte superior de la casa!

Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber sobre los cuidados de Hedera helix y el cultivo de esta planta en en interior.

Nombre(s) (común, científico) Hiedra común, yedra, Hedera helix
Nivel de dificultad Intermedio
Nivel de luz Algo de sol
Agua Dejar secar ligeramente
Substrato Turba + tierra para macetas + perlita

Hedera helix: Habitat natural

Hedera helix es originaria del centro y norte de Europa y del oeste de Asia. Cuando los colonizadores la llevaron a los países occidentales, su resistencia le permitió prosperar fácilmente en la naturaleza. Esto, combinado con el vigoroso crecimiento de la planta, la ha convertido en una especie invasora en EE.UU., Australia y otros lugares.

Cuando se la deja crecer sin control al aire libre en su hábitat natural, esta planta puede enredarse hasta alcanzar una altura de 30 metros o más. Estas alturas se consiguen con la ayuda de las raíces aéreas de la planta, que se adhieren con gran firmeza a casi cualquier superficie.

Hedera helix, una planta de interior popular también conocida como hiedra común.

Hedera helix: Luz & temperatura

Luz

Hedera helix prefiere la luz media o alta. Si vives en el hemisferio norte, lo mejor es encontrar un lugar para ella en una ventana orientada al este o al sur, que reciba mucho sol.

Sin embargo, algo de cuidado hay que tener, especialmente con la variante variegada. Es propensa a que el blanco de sus hojas se queme si se expone demasiado al sol. Es mejor evitar los rayos más intensos de la tarde: puedes utilizar una cortina transparente para bloquearlos.

Una luz demasiado escasa hará que las hojas de la planta pierdan sus patrones. Por suerte, si introduces más luz (aunque sea artificial) la variegación puede volver a aparecer. Básicamente, se trata de buscar el equilibrio para esta planta en lo que respecta a la iluminación. Una vez que lo consigas, te recompensará con un crecimiento vigoroso.

Temperatura

Al ser una especie más resistente, Hedera helix no es tan sensible a los cambios de temperatura como otras plantas de interior. Puede soportar cambios bastante drásticos con un efecto mínimo en su salud y crecimiento. Dicho eso, si quieres que tu Hedera helix crezca lo mejor posible, procura que las temperaturas interiores sean constantes y que no hace demasiado calor.

Aunque no es un factor muy importante a tener en cuenta, a la planta le gusta algo de humedad.

Hedera helix o hiedra común, una planta de interior.

Hedera helix: Substrato & (re)plantación

Substrato

En cuanto al substrato para esta planta, no es exigente y puede prosperar en casi cualquier medio. Sin embargo, va mejor en un suelo rico pero suelto y con buen drenaje.

Si quieres ayudar a que la tierra se mantenga rica y aireada, puedes utilizar partes iguales de musgo de turba, perlita y tierra para macetas. Esto permite que el substrato retenga algo de agua pero deja que el exceso drene libremente, para evitar que las raíces se queden en un medio empapado. También permite que llegue mucho oxígeno a las raíces.

(Re)plantación

Cuando se trata de plantar Hedera helix en interiores, puedes ser tan creativo como quieras, ¡por eso esta planta es tan popular! Puedes tener las plantas en macetas colgantes o dejarlas trepar por espalderas.

Aunque algunos valientes dejan que su Hedera helix se adhiere directamente a la pared, no es recomendable. Una vez que las enredaderas se adhieren, son difíciles de quitar de las superficies. En la mayoría de los casos, tendrás que raspar las enredaderas de tus paredes y volver a pintarlas. Si hay grietas en las paredes, las enredaderas las buscarán y podrán causar aún más daños.

En cuanto al trasplante, a este especie le va bien una maceta nueva de uno o dos centímetros más grande cada 1-2 años.

Hedera helix o hiedra común, una planta de interior.

Regar Hedera helix

El riego es difícil de explicar para cualquier planta de interior porque varía de un clima a otro y de un hogar a otro. En zonas y hogares con mayor humedad, por ejemplo, no será necesario regar tanto tu Hedera helix. Por lo tanto, es imposible darte un programa de riego, pero sí podemos decirte cómo calcular el momento de regar tu planta.

No necesitarás regar demasiado tu Hedera helix, ya que le gusta mantenerse en el lado seco. Para saber cuándo es el momento, basta con meter el dedo uno o dos centímetros en la tierra. Si todavía está un poco húmeda al tacto, no necesitas regar. Si la capa superior está completamente seca, entonces puedes darle a la planta un buen trago.

Propagar Hedera helix

La propagación de Hedera helix es muy fácil. Dado que siempre están saliendo más tallos, puedes simplemente recortarlas y convertir los esquejes en nuevas plantas. Al propagar, elige cepas jóvenes con unas hojas.

Lo ideal es que un esqueje incluya algunas hojas y/o nudos de crecimiento, de los que pueden brotar raíces u hojas. Una vez obtenidos los esquejes, puedes colocarlos en un jarrón decorativo con agua. También se pueden colocar directamente en tierra húmeda o arena para que crezcan nuevas plantas.

Consejo: Para facilitar el proceso de crecimiento, puedes optar por usar hormona de enraizamiento y mantener una bolsa de plástico sobre la maceta con los esquejes para atrapar la humedad.

Abonar Hedera helix

A Hedera helix le va bien una pizca de abono durante la temporada de crecimiento de primavera y verano. Como a menudo menos es más, puedes utilizar la mitad o incluso un cuarto de la cantidad recomendada de abono líquido estándar para plantas de interior.

Es probable que sólo tengas que abonar tu Hedera helix una vez al mes, más o menos.

Hedera helix, una planta de interior también conocida como hiedra común.
© stock28studio on Adobe Stock.

Problemas con Hedera helix

A parte del riego incorrecto, los ácaros tienden a ser el problema número uno con el que tendrás que lidiar. Si observas manchas de telaraña en las hojas de tu Hedera helix, es probable que estos bichos hayan invadido tu planta. Les encantan las hojas finas de esta especie.

Estas plagas prosperan en ambientes secos, por lo que puedes intentar ahuyentarlas aumentando la humedad y rociando/limpiando tus plantas más a menudo como parte de tu rutina de cuidado habitual. De hecho, puedes incluso regar toda la planta en la ducha o con una manguera de jardín.

Si una infestación parece estar fuera de control, puedes probar con insecticidas o soluciones caseras, como mezclas hechas con aceite de neem y jabón líquido, para controlar la situación.

¿Hedera helix es tóxica para los perros y los gatos?

Según la ASPCA, Hedera helix es tóxica para gatos, perros y caballos. Su savia, hojas y bayas también son tóxicas para los humanos, así que es una planta que hay que mantener fuera del alcance de los niños y las mascotas. Por suerte, como ya se ha dicho, esta especie funciona muy bien como planta colgante. Guárdala bien alta para mantener alejadas las manos y patas curiosas.

Los signos de intoxicación por hiedra común incluyen diarrea, vómitos, salivación excesiva, dificultad para respirar y dolor abdominal.


Si tienes más preguntas sobre el cuidado de Hedera helix o si quieres compartir tus propias experiencias con esta hermosa planta enredadera, no dudes en dejar un comentario a continuación. 🌿

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.