Plantas de interior comunes | 9 plantas populares

Si buscas una planta fácil para añadir a tu colección, ¿por qué no optar por una de las clásicas? ¡Si son plantas de interior comunes, probablemente haya una razón para ello! Tanto si eres un principiante como un jardinero de interior experimentado, a veces no hace falta complicarse la vida con plantas difíciles.

Sigue leyendo para una lista de 9 plantas de interior comunes, todas ellas aptas para principiantes.

Plantas de interior comunes.

Planta araña (Chlorophytum comosum)

Una de las plantas de interior más comunes es la Chlorophytum comosum. Esta especie es más conocida como la planta araña o planta cinta. El nombre común fue derivado del hecho de que las plántulas producidas por una planta adulta se parecen a las arañas que cuelgan de un hilo.

Al igual que muchas otras plantas de interior comunes, la planta araña ganó su popularidad por su fácil cuidado y sus escasos requisitos de luz. No es necesario que le dé el sol a tope: un lugar luminoso razonablemente cerca de una ventana es más que suficiente. Alternativamente, un espacio bien iluminado sin luz natural también funciona. Por este motivo, encontrarás plantas araña en centros comerciales y oficinas de todo el mundo.

Todo lo que tu planta araña necesitará para prosperar es una mezcla de substrato que consista en tierra normal para macetas con un poco de perlita o piedra pómez para la aireación. Mantén la tierra ligeramente húmeda, sobre todo durante la temporada de crecimiento, pero no olvides que también es importante el drenaje en forma de agujero en la maceta.

Puedes leer más en la guía de cuidados de la planta araña.

Nivel de dificultad Fácil
Iluminación Luz brillante e indirecta
Substrato Tierra de macetas + perlita
Plantas de interior comunes | Chlorophytum comosum, planta araña

Planta china del dinero (Pilea peperomioides)

La planta china del dinero, conocida científicamente como Pilea peperomioides y comúnmente como «Pilea», se considera desde hace tiempo la planta imprescindible. Los entusiastas de las plantas de interior de todo el mundo se han enamorado de sus hojas redondas, de su naturaleza tolerante y, sobre todo, de su fácil propagación.

Tu planta china del dinero estará bien en condiciones de luz indirecta y brillante. Puedes usar una mezcla de substrato normal para macetas con un puñado de arena para un mayor drenaje.

Se debe regar siempre que la tierra esté ligeramente seca, más o menos cuando se hayan secados los primeros centimetros. La planta no agradecerá tener los pies mojados ni la tierra seca, pero la frecuencia exacta de riego depende de la temporada.

Puedes leer más en la guía de cuidados de Pilea peperomioides.

Nivel de dificultad Fácil
Iluminación Luz brillante e indirecta
Substrato Tierra de macetas + perlita
Pilea peperomioides, también conocida como planta china del dinero.

Amor de hombre (Tradescantia zebrina)

Además de crecer rápidamente, la Tradescantia zebrina es muy decorativa. Sus tallos, que se arrastran hacia abajo, tienen hojas rayadas de color púrpura brillante que parecen brillar desde el interior. Su patrón de crecimiento hace que esta planta sea la elección perfecta para una maceta colgante.

No se necesita mucho para que la Tradescantia zebrina prospere. Se trata de una especie muy común por su bajo mantenimiento y perfectamente adecuada para quienes no tienen mucha experiencia en el cultivo de plantas de interior. Basta con plantarla en tierra para macetas y colocar la maceta en una zona que reciba algo de luz solar sin que sea abrasadoramente brillante.

Verás cómo sus enredaderas se alargan en poco tiempo, hasta el punto de tener que cortar y replantar las puntas regularmente para evitar que la planta se vuelva demasiado rebelde.

Puedes leer más en la guía de cuidados de amor de hombre.

Nivel de dificultad Fácil
Iluminación Luz brillante e indirecta
Substrato Tierra para macetas
Tradescantia zebrina (planta amor de hombre).

Orquídea mariposa (Phalaenopsis)

Cuando se trata de orquídeas, o incluso de plantas de interior con flores en general, las orquídeas mariposa del género Phalaenopsis son probablemente la opción más popular.

No es de extrañar, ya que estas orquídeas se han cultivado de forma selectiva para obtener una gama increíblemente amplia de flores impresionantes. Puedes encontrar esta especie en un sinfín de tonos y mezclas de rosa, púrpura, blanco y amarillo. Incluso hay Phalaenopsis mini.

A pesar de su popularidad, las orquídeas Phalaenopsis no suelen considerarse plantas fáciles de cuidar. Al no querer esperar a que su orquídea vuelva a florecer, muchos se limitan a tirarla cuando las flores se marchitan. Un desperdicio, ya que con un poco de cariño esta especie no suele tardar en producir la siguiente ronda de flores.

Mantén tu orquídea Phalaenopsis en una maceta con buen drenaje y con corteza de orquídea. También podrías montarla en madera para conseguir un aspecto más natural. Remoja la planta cuando las raíces se sequen, lo que puede determinarse por un color grisáceo en lugar de su verde brillante habitual. Manténgala cerca de una ventana que reciba luz brillante pero indirecta y probablemente verás aparecer nuevas flores y espigas florales el próximo invierno.

Puedes leer más en la guía de cuidados de Phalaenopsis.

Nivel de dificultad Medio
Iluminación Brillante e indirecta
Substrato Corteza para orquídeas
Orquídea Phalaenopsis (orquídea mariposa), una planta de interior común.

Lengua de suegra (Dracaena, antes Sansevieria)

También conocida como lengua de suegra, la Sansevieria no es tan malvada como su nombre común la hace parecer. Es una de las plantas de interior más comunes y es apreciada por la amplia gama de condiciones que puede soportar sin problema. ¡Es una de esas plantas que parecen alimentarse de la negligencia!

La Sansevieria, una de las favoritas para oficinas y centros comerciales, es una planta de interior común que crece de forma natural en zonas donde recibe mucha luz natural. Como tal, se desarrolla mejor cuando recibe mucho sol directo. Dicho eso, lo que la hace tan versátil es que en realidad también sobrevive muy bien en condiciones más sombreadas.

Nivel de dificultad Fácil
Iluminación Media-alta
Substrato Substrato para suculentas
Sansevieria, una suculenta popular.

Árbol de jade (Crassula ovata)

Otra suculenta ganadora del concurso de popularidad es la Crassula ovata, también conocida como el árbol de jade. Esta suculenta robusta es una planta de interior común y fácil de cuidar. Siempre que puedas proporcionarle sol, así como una maceta y un suelo con buen drenaje, crecerá felizmente.

El árbol de jade se ha cultivado de forma selectiva con diferentes formas de hoja. La ‘Undulata’, por ejemplo, presenta hojas curvadas, mientras que la ‘Gollum’ tiene una forma de hoja más parecida a un dedo.

Como con la mayoría de las suculentas, la clave para el cuidado del árbol de jade es dejarla tranquila todo lo posible. Riegue cuando la tierra se haya secado por completo, lo que será mucho más frecuente en verano que en invierno. Si no estás seguro de si ya es hora de regar tu árbol de jade, es mejor que esperes unos días más. Una planta que está realmente muy sedienta te lo indicará con el arrugamiento de sus hojas.

Nivel de dificultad Fácil
Iluminación Sol directo
Substrato Substrato para suculentas
Árbol de jade, una suculenta mejor conocida como Crassula ovata.

Poto/potus/potos (Epipremnum aureum)

Probablemente la planta de interior más común para las macetas colgantes, el potus ha sido la primera planta de muchos entusiastas de las plantas de interior.

Su combinación de fácil cuidado, rápido crecimiento y aspecto decorativo la han convertido en un elemento básico del hobby de las plantas que probablemente nunca desaparecerá. Regularmente se producen nuevas variedades cultivadas selectivamente con todo tipo de variegaciones y colores diferentes, ¡así que hay un potus para todos!

El potus es una planta enredadera que se arrastra de forma natural por los troncos de los árboles más grandes. Si imitas este patrón de crecimiento atando tu potus a un tótem de planta, verás que sus hojas crecen cada vez más mientras llega más alto. Si no es ése el aspecto que buscas, cultiva tu Pothos en una cesta colgante y deja que sus enredaderas cuelguen. Cuando se cultiva así, el Pothos no producirá hojas más grandes y se mantiene en un tamaño algo más manejable.

¿Tu Pothos colgante tiene un aspecto desaliñado? No hay problema, ya que esta planta es fácil de propagar. Corta las ramas en el punto deseado y vuelve a colocar los esquejes en la misma maceta para conseguir un aspecto más abundante. Echa un vistazo a la guía de propagar potus para leer más.

Nivel de dificultad Fácil
Iluminación Baja
Substrato Tierra para macetas
Epipremnum aureum, una planta de interior también conocida como poto.

Dracaena

Incluso un gran porcentaje de personas que no son entusiastas de las plantas de interior probablemente han tenido una Dracaena en algún momento. Esta planta ha estado presente en el mundo de la jardinería interior desde siempre, gracias a su fácil cuidado, su naturaleza tolerante y su sencilla propagación. Es una fantástica planta para principiantes. Dado que el género Dracaena contiene diversas y hermosas variedades, siempre encontrarás una que te guste.

La Dracaena se caracteriza por sus tallos en forma de caña que pueden crecer a gran altura, lo que la hace muy atractiva. Sin embargo, también puedes mantener esta especie a pequeña escala, ya que es muy fácil de propagar y se puede decapitar cuando crece demasiado. Puedes leer más en la guía de propagación de Dracaena.

Una luz indirecta y brillante, una maceta con drenaje y un substrato que drene bien son las palabras clave para una Dracaena feliz. Muchas variedades pueden tolerar condiciones de luz relativamente bajas, lo que las hace perfectas para hogares que carecen de ventanas grandes. Recuerda que a esta planta le gusta secarse un poco, sobre todo si no recibe mucha luz.

Nivel de dificultad Fácil
Iluminación Baja
Substrato Tierra para macetas + perlita
Dracaena 'Compacta', una planta de interior común.

Hiedra común (Hedera helix)

Junto con el ya mencionado Pothos, la Hedera helix (más conocida como hiedra común) es una de las plantas de interior enredadera más popular. No es de extrañar, ya que es una planta de crecimiento rápido que no necesita mucha luz y que alegra la pared con sus típicas hojas triangulares.

En el exterior, la hiedra común puede convertirse en una planta plaga que puede adherirse con tanta fuerza a las superficies que puede llegar a dañar estructuralmente los edificios. Por suerte, en el interior es mucho menos agresiva. Dicho eso, asegúrate de que esas fuertes enredaderas sólo puedan crecer en un enrejado y no en tus preciosas paredes.

Cultiva tu hiedra común en un substrato rico y suelto. Proporciónale luz indirecta brillante para los mejores resultados. Deja que la capa superior del substrato se seque antes de volver a regar y ¡disfruta! Incluso los principiantes deberían ser capaces de cultivarla.

Nivel de dificultad Fácil
Iluminación Brillante e indirecta
Substrato Tierra para macetas + perlita
Hedera helix, una planta de interior también conocida como hiedra común.

Si tienes más preguntas sobre estas plantas de interior comunes o si quieres compartir tus propias experiencias con alguna de las 9 especies, no dudes en dejar un comentario a continuación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.