Planta cinta | Cuidados del Chlorophytum comosum

El Chlorophytum comosum se conoce comúnmente como planta cinta, planta araña, o planta malamadre. Las plantas cinta son apreciadas por su sencillo cuidado, su capacidad para tolerar condiciones de luz relativamente bajas y su fácil propagación.

Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber sobre el cuidado de las plantas cinta.

Nombre(s) (común, cientifico) Planta cinta, malamadre, lazo de amor, Chlorophytum comosum
Nivel de dificultad Fácil
Iluminación recomendada Tolera luz baja
Agua Cuando está ligeramente seca
Substrato Que drene bien

Chlorophytum comosum: Habitat natural

Las plantas cinta se encuentran de forma natural en Sudáfrica. Forman parte del sotobosque en una amplia gama de tipos de hábitat, que reciben diferentes cantidades de lluvia y están sujetos a temperaturas bastante variadas.

Su adaptación a diferentes tipos de hábitat probablemente explica por qué el Chlorophytum comosum funciona tan bien como planta de interior.

Hojas de la planta cinta o planta araña (Chlorophytum comosum)

Chlorophytum comosum: Luz y temperatura

Luz

Las plantas cinta son conocidas por su capacidad de crecer en condiciones de poca luz, pero en realidad prefieren la luz brillante e indirecta. Esto significa que una ventana orientada al oeste o al este (en el hemisferio norte) suele ser el mejor lugar para colocar una planta cinta.

Asegúrate de evitar la luz solar demasiado directa, ya que dañará rápidamente las hojas. Una cortina fina puede ayudar a evitar que el sol más intenso llegue a la planta.

Temperatura

Las plantas cinta pueden soportar una gama relativamente amplia de temperaturas y no deberían tener problemas en un hogar normal.

Incluso pueden sobrevivir a temperaturas muy bajas, aunque entrarán en estado latente por debajo de los 10 °C. Esto las hace una buena opción para esos alféizares un poco más fríos que la mayoría de nuestras plantas tropicales de interior no apreciarán.

En cuanto a la humedad, las plantas cinta no son demasiado exigentes y la humedad media de la habitación suele ser suficiente.

Planta cinta (Chlorophytum comosum) en maceta verde colgante.

Chlorophytum comosum: (Re)plantación

Como todos los aspectos del cuidado, plantar una planta cinta no es nada complicado. Una mezcla para macetas normal y bien drenada con un poco de arena o perlita adicional en una maceta con agujeros de drenaje debería funcionar bien.

Ten en cuenta que las hojas y las crías de esta planta se arrastran hacia abajo, lo que significa que una maceta colgante puede ser una buena idea si quieres evitar que se vea desordenada.

Al Chlorophytum comosum no le importa estar en una maceta un poco apretada, por lo que no es necesario trasplantar demasiado a menudo. Si quieres replantar, puedes hacerlo durante la primavera.

Chlorophytum comosum: Agua

Las plantas cinta prefieren un suelo relativamente húmedo, pero para evitar la putrefacción de las raíces, asegúrate de que la tierra nunca quede empapada. Es mejor dejar que se seque ligeramente entre riegos.

Esto significa dar mucha agua durante la primavera y el verano, cuando la planta necesita mucha humedad para mantener su rápido crecimiento, y reducir la cantidad durante el invierno, cuando el crecimiento es mucho más lento.

Si el agua del grifo contiene flúor, vigila tu planta cinta. Son conocidas por no responder bien al flúor, así que si notas algún daño, prueba a cambiar al agua destilada o al agua de lluvia.

Planta cinta (Chlorophytum comosum), una planta de interior popular.

Chlorophytum comosum: Abono

La fertilización de la planta cinta es similar a la de muchas otras plantas de interior: el fertilizante es apreciado durante la temporada de crecimiento, pero asegúrate de no sobrepasarte.

Se puede dar un abono regular diluido más o menos cada dos semanas. Deja de abonar durante el otoño y el invierno.

Chlorophytum comosum: Propagación

Su fácil propagación es parte de lo que hace que las plantas cinta sean tan populares. Una planta cinta sana y madura florecerá y posteriormente producirá los típicos hijuelos (también llamadas a veces «arañitas»).

Para propagar tu planta cinta, simplemente localiza una de estas crías, sepárala de la planta principal y métela en otra maceta. Riegue con normalidad.

Sí, ¡eso es todo! La cría debería desarrollar rápidamente su propio sistema de raíces y seguir creciendo como una planta cinta normal.

Comprar planta cinta

La planta cinta es una planta de interior extremamente común que deberías poder encontrar en casi todas las tiendas de plantas y viveros. Hay unos cultivares diferentes, como Chlorophytum comosum ‘Bonnie’, que tiene las hojas rizadas.

¿El Chlorophytum comosum es tóxico para los perros y los gatos?

La ASPCA considera que la planta cinta no es tóxica ni para los gatos ni para los perros, aunque dice que la planta funciona como alucinógena y puede provocar molestias digestivas a tu mascota si come grandes cantidades.


Si tienes más preguntas sobre los cuidados de la planta cinta o quieres compartir tus propias experiencias con esta planta de interior clasica, no dudes en dejar un comentario a continuación.

2 comentarios en «Planta cinta | Cuidados del Chlorophytum comosum»

    • Yo suelo dejar hojas amarillas para que la planta pueda reabsorber los nutrientes de ellas; en cuanto estén secas/crujientes, las quito. Si la calidad del agua del grifo es baja donde vives, puedes enjuagar regularmente el sustrato de tu planta cinta con agua destilada, eso puede ayudar a prevenir hojas marrones/crujientes, especialmente si el problema está concentrado en las puntas de las hojas. Buena suerte!

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.