Ficus elastica cuidados & información

Si te gustan los árboles de interior, una planta que no puedes dejar pasar es Ficus elastica. También conocida como árbol del caucho, su nombre se debe a que la savia que excreta cuando se daña es similar al latex. Esta tropical es una de las favoritas en la afición a las plantas de interior debido a su precioso follaje y a su cuidado relativamente fácil.

Sigue leyendo para descubrir todo lo que hay que saber sobre los cuidados de Ficus elastica en el hogar y cómo mantener el tuyo feliz y sano.

Nombre(s) (común, científico) Árbol del caucho, gomero, Ficus ‘Robusta’, Ficus elastica
Nivel de dificultad Medio
Nivel de luz Brillante e indirecta
Agua Mantener ligeramente húmeda
Substrato Tierra para macetas + perlita

Ficus elastica: Habitat natural

Ficus elastica es originario de Asia, India y Malasia. Sin embargo, hoy en día esta especie puede encontrarse en todo el mundo, incluso en América. En estado silvestre, estos Ficus pueden alcanzar una altura de entre 24 y 30 metros.

En el interior son mucho más pequeños, obviamente. Sin embargo, con buenos cuidados absolutamente crecerán lo suficiente como para conseguir ese bonito efecto de árbol de interior.

Ficus elastica, una planta de interior popular | Cómo cuidar árbol del caucho

Ficus elastica cuidados: Luz & temperatura

Luz

La Ficus elastica prefiere luz brillante pero indirecta. Algunas variantes oscuras, como las rojizas ‘Burgundy’ y ‘Ruby’, pueden soportar un par de horas de luz solar directa al día.

Estos árboles de interior, al igual que otras plantas de interior, tienden a inclinarse en la dirección de la luz solar. Por lo tanto, es conveniente dar la vuelta a las macetas o cambiar la planta de sitio de vez en cuando. Cada mes, más o menos, debería funcionar bien.

Sobre Ficus elastica con variegación

Como se ha mencionado anteriormente, a Ficus elastica le gusta bastante luz, incluso un poco de sol directo. Sin embargo, hay una excepción a esta regla. Cultivares variegadas (con hojas multicoloradas) de Ficus elastica, como Ficus elastica ‘Tineke’, no soportan tan bien la luz solar directa. De hecho, el sol intenso puede hacer que las hojas empiecen a quemarse en los bordes.

No obstante, asegúrate de proporcionar mucha luz indirecta, o tu ‘Tineke’ puede perder las bonitas manchas en las hojas.

Temperatura

Dado que es un árbol originario de climas subtropicales, Ficus elastica prefiere una temperatura entre 15 y 25 °C. Para un cuidado óptimo, procura no dejar que la habitación se enfríe (por debajo de los 12 °C puede resultar problemático). Las bajas temperaturas pueden hacer que las plantas pierdan sus hojas. También es fundamental evitar colocar Ficus elastica en zonas con corrientes de aire, demasiado cerca del aire acondicionado o al lado del calefactor.

En cuanto a la humedad, Ficus elastica es bastante indulgente. Le irá bien a tu planta una humedad ambiental normal, aunque durante los meses secos de invierno se beneficiará de la proximidad de un humidificador.

Ficus elastica o árbol del caucho, una planta de interior popular.

Ficus elastica cuidados: Substrato & (re)plantación

Substrato

Las recomendaciones varían en cuanto a la mejor mezcla de tierra para Ficus elastica. Sin embargo, todo el mundo está de acuerdo en que un buen drenaje es imprescindible para evitar daños en las raíces. Sin un drenaje adecuado, las raíces se encuentran en agua estancada, privadas de oxígeno y susceptibles de sufrir podredumbre. ¡Los pies mojados casi nunca son buenos!

¿Cómo se añade el drenaje? Si utilizas tierra para macetas para tu Ficus elastica, puedes añadir algo de perlita o corteza para ayudar a evitar que la mezcla se apelmace.

Algunas personas también utilizan substrato para cactus o turba en sus mezclas. Como cada planta es diferente, es posible que tengas que experimentar para ver qué es lo que mejor te funciona.

(Re)plantación

En lo que respecta a la replantación, sólo es necesario hacerlo una vez al año o siempre que la maceta empieza a parecer muy apretada. Si las raíces se salen del fondo de la maceta, quizá sea el momento. Lo mejor es trasplantar durante la temporada de crecimiento (primavera y verano), aunque si adquieres una planta nueva directamente de la tienda, tal vez quieras esperar y dejar que se aclimate hasta la próxima temporada.

Por supuesto, la maceta debe tener agujeros en el fondo para dejar salir el agua excesiva. Esta norma se aplica a casi todas las plantas de interior. Una maceta de plástico estándar para viveros funcionará bien y te permitirá utilizar una sobremaceta decorativa.

Ficus elastica, una planta de interior popular.

Ficus elastica cuidados: Riego

Es importante controlar cuidadosamente la cantidad de agua que se riega. Desafortunadamente, muchas plantas de interior sufren por el exceso de riego, y ésta no es una excepción. La planta debe mantenerse ligeramente húmeda pero nunca mojada, especialmente durante el invierno.

Una señal obvia de que estás regando en exceso es cuando las hojas, especialmente las más cercanas a la base, empezarán a adquirir un color amarillo enfermizo y se caen. Puedes saber si una planta necesita ser regada metiendo el dedo unos centímetros en la tierra. Si la tierra se pega por la humedad, no es necesario regar.

En general, tu Ficus elastica probablemente necesitará un riego una vez a la semana durante verano y cada dos semanas más o menos durante el invierno.

Consejo: Cuando riegues y cuides tu Ficus elastica, tómate también el tiempo para limpiar suavemente las hojas con un paño húmedo. Esto ayuda a eliminar el polvo y permite a la planta absorber más luz solar. También puede ayudar a combatir cualquier plaga.

Ficus elastica, una planta de interior popular.

Propagar Ficus elastica

Si te gusta tu planta y quieres tener aún más, existen múltiples métodos de propagación. Uno de los métodos más sencillos es el acodo aéreo.

El acodo aéreo se utiliza a menudo para los árboles. Consiste en cortar el tallo de una planta para animar a las células del tallo para que broten nuevos individuos en la zona afectada. A continuación, hay que envolver la zona con un material que fomente el crecimiento, como el musgo húmedo. Algunas personas también introducen hormonas de enraizamiento en el corte para ayudar a que el proceso sea más rápido, aunque todavía pasarán algunas semanas antes de que veas el primer crecimiento.

Básicamente, lo anterior significa que engañas a la planta para que produzca raíces o incluso nuevas plántulas en su tronco. A continuación, puedes retirar la plántula y plantarla en una maceta. Si sólo han crecido raíces, puedes cortar toda la parte superior de tu Ficus elastica para plantar. A la planta madre le saldrán nuevos brotes y seguirá creciendo, al igual que la nueva planta.

Si el acodo aéreo te parece demasiado complicado, también puedes tomar esquejes normales de Ficus elastica. Corta un trozo de la planta con unas tijeras limpias, preferiblemente un trozo relativamente joven con algunas hojas y nudos visibles. Introdúcelo en agua o en substrato y debería enraizar en pocas semanas.

Abonar Ficus elastica

Estas plantas no son muy exigentes en cuanto a fertilizantes. De hecho, mucha gente no se molesta en abonarlas. Aún así, tu Ficus elastica apreciará un poco de abono de vez en cuando.

Al alimentar esta planta, se recomienda utilizar un fertilizante líquido diluido una o dos veces al mes durante la temporada de crecimiento.

¿Ficus elastica es tóxica para los gatos y los perros?

Ficus elastica es ligeramene tóxica para los gatos y los perros. El problema es que la savia puede causar problemas en las mascotas al ser ingerida.

No es algo que causará enfermedad grave, pero tampoco resulta ideal si a tu mascota le gusta masticar tus plantas. Para evitar problemas, es mejor mantener esta planta alejada de las mascotas.


Si tienes más preguntas sobre el cultivo de Ficus elastica o quieres compartir tus propias experiencias con el cuidado y el cultivo del árbol del caucho, ¡no dudes en dejar un comentario abajo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.