8 plantas de interior que necesitan poca luz

Si vives en una casa o apartamento sin mucha luz o no tienes más espacio en tus alféizares bien iluminados, a veces puede ser difícil encontrar plantas que puedan sobrevivir con un poco menos. Pero no desesperes, ¡porque las hay!

Aunque todas las plantas necesitan luz, esta lista contiene 8 especies que necesitan mucho menos que la mayoría.


Recuerda: No existen plantas que pueden sobrevivir sin luz. Todas las plantas necesitan bastante. Para medir la luz, puedes buscar una aplicación de medidor de luz en tu teléfono.

Las plantas mencionadas a continuación necesitan al menos 50-200 bujías-pie para prosperar, aunque pueden sobrevivir con menos. Si la cantidad de luz es drásticamente inferior, es posible que tengas que invertir en luces de cultivo para mantenerlas contentas.


Helecho azul (Phlebodium aureum) | 8 plantas que necesitan poca luz

Sansevieria (Planta serpiente)

La Sansevieria, también conocida como planta serpiente o lengua de suegra, es una de las plantas más populares que necesita poca luz.

El género Sansevieria contiene un montón de especies diferentes (como mi favorita, Sansevieria cylindrica). Es fácil de cuidar mientras se tenga en cuenta que realmente no necesita mucha agua, especialmente en condiciones de poca luz. La causa más común de muerte de esta planta es probablemente el riego excesivo.

Proporciona a tus Sansevierias una tierra que drene bien y asegúrate de utilizar macetas con agujeros de drenaje. A la hora de regar, empapa bien la tierra y escurre el exceso de agua. Para evitar que las raíces se pudran, espera hasta que la tierra se haya secado por completo antes de volver a regar.

Nivel de dificultad Fácil
Tamaño de planta adulta Mediano
Substrato Substrato para suculentas
Plantas de interior de poca luz

Zamioculcas zamiifolia (Zamioculca)

La Zamioculcas zamiifolia es muy apreciada por su fácil cuidado, sus bajas necesidades de luz y su aspecto decorativo. De hecho, es una planta de oficina muy popular precisamente por esas razones.

Al igual que la Sansevieria, esta especie crece mejor cuando se la deja en paz la mayor parte del tiempo. Es mucho más capaz de soportar la negligencia que el exceso de riego. Sin embargo, para que tu planta ZZ tenga el mejor aspecto posible, deberás tener en cuenta algunos cuidados.

Durante el verano, puedes regar una vez a la semana o una vez cada dos semanas, dependiendo de la humedad del suelo y de la cantidad de luz que reciba la planta. Durante el invierno necesita incluso menos agua. Asegúrate de no regar en exceso: esta planta no aprecia la tierra empapada. Comprueba siempre si se ha absorbido toda el agua del riego anterior antes de verter más en la maceta.

Nivel de dificultad Fácil
Tamaño de planta adulta Mediano
Substrato Substrato que drena bien
Zamioculcas zamiifolia, una planta de interior.

Dieffenbachia

Su robusto follaje estampado y su fácil cuidado hacen de la Dieffenbachia una planta perfecta para principiantes. Los miembros de este género no sólo son hermosos, sino que también son poco exigentes y no requieren un alféizar soleado para prosperar. De hecho, estarán bien a unos metros de la ventana siempre que reciban algo de luz.

Hay diferentes variedades de Dieffenbachias, todas ellas con diferentes patrones de hojas. Si te gusta el verdor y buscas un poco de frescura en tu casa, esta es sin duda la planta ideal.

Planta tu Dieffenbachia en un suelo con buen drenaje y con un elemento que retenga la humedad, como el musgo sphaghnum. La tierra premezclada para violetas africanas funciona bien. Mantén la tierra ligeramente húmeda y no te olvides de aplicar algo de fertilizante durante la temporada de crecimiento, ya que esta planta crece rápidamente.

Nivel de dificultad Fácil
Tamaño de planta adulta Grande
Substrato Substrato para Araceae
Dieffenbachia rodeada por otras plantas de interior.

Pothos (Epipremnum aureum)

El Epipremnum aureum, más conocido como Pothos o Potho, es una de esas plantas que siempre se ven en los centros comerciales y restaurantes. Y con razón.

Esta planta es decorativa, muy fácil de cuidar, fácil de propagar y, lo más importante, crecerá rápidamente incluso cuando las condiciones de iluminación no sean las ideales. Un buen riego cuando la parte superior de la tierra se seca y al menos algo de luz es todo lo que necesita para prosperar.

Su naturaleza enredadera hace que el Pothos sea una opción muy versátil. Funciona bien en cestas colgantes, lo que resulta muy útil cuando no dispones de alféizares amplios.

También puedes dejar que la planta crezca hacia arriba en un tótem o pegada a la pared, lo que dará lugar a un follaje más grande y un aspecto totalmente diferente. Si esto tampoco te funciona, puedes incluso mantener vivos los esquejes de Pothos indefinidamente en un jarrón o un vaso de agua.

Nivel de dificultad Fácil
Tamaño de planta adulta Depende en el modo de cultivación
Substrato Substrato para macetas
Planta Pothos | 8 plantas de interior que necesitan poca luz

Aspidistra (Aspidistra eliator)

Otra planta súper fácil de cultivar con poca luz es la Aspidistra elatior. Al igual que la mayoría de las plantas de esta lista, ésta no es amada por sus flores, sino por su exuberante follaje verde (o de color verde y crema, si te tropiezas con un espécimen variegado).

Aunque esta planta suele cultivarse al aire libre en los jardines, su resistencia y su capacidad para soportar condiciones de poca luz la hacen en una gran opción de planta de interior. En cuanto al riego, no es difícil: basta con dejar que la tierra se seque un poco entre riegos durante el verano y reducir la cantidad y la frecuencia durante los meses de invierno.

Al igual que la Zamioculca, la Aspidistra es conocida por ser de crecimiento muy lento, especialmente en condiciones de poca luz. No dejes que esto te desanime. A menos que la planta no produzca ningún crecimiento nuevo ni siquiera durante los meses de primavera y verano, probablemente esté bien.

Si crees que no le va bien, trasladarla a un lugar más iluminado podría ayudar, pero ten en cuenta que no le gusta estar expuesta a la luz solar directa.

Nivel de dificultad Fácil
Tamaño de planta adulta Mediano
Substrato Substrato para macetas
Aspidistra eliator, una planta de interior.

Planta araña (Chlorophytum comosum)

Las plantas araña, al igual que los Pothos, son apreciadas por su capacidad de soportar condiciones de poca luz, por su facilidad de propagación y por su adecuación a las macetas colgantes.

Son excelentes plantas para principiantes: no requieren muchos cuidados para prosperar. Aunque es preferible la luz brillante e indirecta, un poco menos de luz no debería ser demasiado problemático.

Riega en cuanto la tierra haya tenido tiempo de secarse, sin dejarla nunca empapada (para evitar que se pudran las raíces). No olvides que las plantas en condiciones de poca luz necesitan menos agua. Ajusta tu programa de riego en consecuencia si decides cultivar tu(s) planta(s) araña lejos de una ventana.

Las plantas araña pueden propagarse plantando las «arañitas». Estas plantitas cuelgan de la planta madre como si fueran arañas. Puedes cortarlas y plantarlas en una maceta con buen drenaje. Después de plantarlas, mantén las arañitas bien regadas y las raíces no tardarán en aparecer.

Nivel de dificultad Fácil
Tamaño de planta adulta Pequeño
Substrato Substrato para macetas
Chlorophytum comosum (planta araña)

Bambú de la suerte (Dracaena sanderiana)

Aunque a menudo se vende enraizada en agua en jarrones y pequeñas macetas, la Dracaena sanderiana/braunii o bambú de la suerte no es realmente un tipo de bambú. Está apreciado por su peculiar aspecto, su fácil cuidado y su capacidad para soportar condiciones de poca luz. Si se cuidan bien, estas plantas son una gran adición a tu colección.

Si cultivas el bambú de la suerte en agua, asegúrate de cambiar el agua con regularidad. Es preferible el agua embotellada, ya que todas las variedades de Dracaena son relativamente sensibles al flúor añadido al agua del grifo.

Si cultivas el bambú de la suerte en tierra, riégalo con regularidad durante el verano, pero evita que el agua se quede estancada, ya que puede provocar rápidamente la putrefacción de las raíces. Asegúrate de utilizar siempre una maceta con un agujero de drenaje para evitar que tu bambú de la suerte se quede demasiado mojado.

Nivel de dificultad Fácil
Tamaño de planta adulta Grande
Substrato Substrato para macetas + perlita
Dracaena sanderiana (bambú de la suerte)

Helecho azul (Phlebodium aureum)

Al igual que muchos otros tipos de helechos, el Phlebodium aureum o helecho azul es una buena opción para lugares con un poco menos de luz.

Debido a que aparecen de forma natural en los suelos de los bosques o en lugares que están a la sombra de árboles y plantas más altos, no les va bien la luz solar directa. Es preferible algo de sombra: sus hojas finas pueden llegar a quemarse cuando se exponen a niveles de luz solar demasiado elevados.

Los helechos azules son decorativos y relativamente fáciles de cuidar. Sólo necesitan un entorno húmedo y un suelo húmedo (no empapado).

Como los helechos azules son epifitos por naturaleza, no aprecian que se les plante en tierra para macetas. Una tierra epífita es una mejor opción.

Nivel de dificultad Medio
Tamaño de planta adulta Pequeño
Substrato Substrato para epifitos

Si tienes más preguntas sobre estas plantas que necesitan poca luz o quieres compartir tus propias experiencias sobre el mantenimiento de plantas en condiciones de poca luz, no dudes en dejar un comentario a continuación. 🌱

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.