Cómo cuidar las suculentas: Regar & agua

Saber cuándo, cómo y cuánto regar cualquier planta es difícil, pero con las suculentas puede ser especialmente complicado. Todos sabemos que no necesitan tanta agua: crecen de forma natural en zonas secas. Pero eso no significa que sea buena idea dejarlas sin agua durante largos periodos de tiempo.

Sigue leyendo para saber cómo cuidar las suculentas y con qué frecuencia regarlas.

Cómo cuidar las suculentas: Cuándo regar?

Como ya sabrás, las suculentas utilizan sus hojas y tallos para almacenar agua. Esto significa que pueden estar sin ninguna humedad nueva durante bastante tiempo, pero no es una buena idea dejar tus suculentas sin regar durante semanas o incluso meses.

Tanto el riego insuficiente como el riego excesivo pueden ser fatales para estas plantas, así que lo importante es el equilibrio. La frecuencia ideal de riego de las suculentas depende sobre todo de la temporada.

¿Cómo y cuándo regar las suculentas?

Temporada de crecimiento

Entre la primavera y el otoño, las plantas estarán en plena fase de crecimiento y es probable que el agua se evapore más rápidamente debido al aumento de las temperaturas.

Esto significa que es una buena idea aumentar los riegos también: algunos se sorprenderán al saber que puede ser necesario regar las suculentas hasta una vez por semana durante la temporada de crecimiento. De hecho, si tienes las tuyas en el exterior durante los meses cálidos, podría ser incluso más.

Sin embargo, la indicación de la temporada no es una regla fija, así que asegúrate de determinar el programa de riego vigilando de cerca el substrato. Una vez que la parte superior de la tierra parece haberse secado, es el momento de regar, sobre todo si las plantas están en el exterior para que les dé más el sol.

Temporada de invierno

Durante el invierno tus suculentas no crecerán mucho, lo que significa que no necesitan tanta agua para sobrevivir.

Durante los meses más fríos, sólo hay que regar cuando la tierra se haya secado por completo. Dependiendo de la humedad y las temperaturas de tu casa, esto suele ser una o dos veces al mes.

Suculenta Crasula

Cómo cuidar las suculentas: Cómo regar?

Es muy importante establecer un buen programa de riego para las suculentas a fin de mantenerlas vivas y sanas, pero también es conveniente prestar atención a la forma correcta de regarlas y plantarlas.

Las cosas más importantes a tener en cuenta son:

  • La cantidad de agua. No es una buena idea dar a tus suculentas pequeñas cantidades de agua aquí y allá. Agradecerán que se les deje secar un poco la tierra, como se ha descrito anteriormente, y que se les empape a fondo para que las hojas y los tallos puedan almacenar adecuadamente la humedad.

    Después de esto, la planta está lista para que la tierra se vuelva a secar.
  • Drenaje adecuado de las macetas. El drenaje adecuado es una de las claves para que las suculentas estén sanas. Las macetas cerradas pueden provocar rápidamente la putrefacción de las raíces, a menos que prestes mucha atención a la cantidad de agua que les das.

    Es mucho mejor usar macetas con un agujero de drenaje, preferiblemente de arcilla sin esmaltar. Permiten que el agua se evapore rápidamente después de que la tierra se haya empapado.
  • Tipo de substrato. Otro factor importante para un buen drenaje es el tipo de tierra que utilices. La tierra normal para macetas no es una buena opción para las suculentas, ya que prefieren algo que retenga menos la humedad.

    Puedes conseguirlo mezclando tierra para macetas con arena y/o perlita o comprando una mezcla para cactus ya preparada.

Si necesitas más información sobre cómo cuidar las suculentas o si quieres compartir algunos de tus propios consejos para el cuidado de las suculentas, ¡no dudes en dejar un comentario abajo!

2 comentarios en «Cómo cuidar las suculentas: Regar & agua»

  1. Me cuesta mucho regular los riegos, tengo temor de darles agua de más o menos. Tengo un hawortia muy Chiquita y no la veo crecer, leí que no necesita casi agua, como me manejo?

    Responder
    • Hola! En realidad, una Haworthia querrá riegos regulares, especialmente en verano. En invierno personalmente dejo 3-4 semanas entre riegos. Y tienes suerte, porque esta suculenta te dirá cuando tiene sed a través de sus hojas: se encogen cuando necesitan agua, y volverán a su estado original después de un riego profundo. El sustrato tiene que empaparse, pero también tiene que drenar rápidamente debido a su textura y el agujero en el fondo de la maceta. Deja que se seca del todo (lo que en verano puede pasar en unos solos días) y repite. Recuerda que lo más importante es que tu Haworthia reciba mucha luz, aunque no necesita un sol fuerte. Y recuerda también que aunque puede parecer muy confuso ahora, irás aprendiendo cómo reconocer cuando tus plantas necesitan ser regadas. Buena suerte 🙂

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.