10 suculentas fáciles para principiantes

Si estás empezando a cultivar suculentas, todas las variedades extrañas y maravillosas que existen pueden ser muy tentadoras. Pero desafortunadamente, los principiantes que acaban comprando todas las suculentas que encuentran pueden acabar decepcionados.

No todas las suculentas son fáciles de cultivar. De hecho, algunas especies populares son muy difíciles de mantener vivas. Al otro lado, todavía hay muchas otras suculentas perfectas para principiantes. ¡Solo tienes que saber cuáles son!

Sigue leyendo para descubrir una lista de 10 suculentas fáciles de cultivar, incluso para los principiantes.

Árbol de jade (Crassula ovata).

Árbol de jade (Crassula ovata)

Probablemente la suculenta de interior más popular y también una de las más fáciles de cultivar es la Crassula ovata. También es conocida como árbol de jade. A menudo se vende esta especie como una plantita diminuta con unas pocas hojas, pero con los años, puede llegar a tener una atractiva forma de árbol con base leñosa.

Todo lo que necesita tu árbol de jade es un substrato arenoso que drene bien, el lugar más soleado de la casa que puedas ofrecer y un buen remojo en cuanto la tierra se haya secado por completo.

La Crassula ovata normal tiene hojas verdes ovaladas, pero esta clásica planta de interior se ha cultivado selectivamente a lo largo de los años para producir toda una gama de formas y colores de hoja diferentes.

Por ejemplo, la Crassula ovata ‘Gollum’ tiene hojas largas en forma de dedo. La Crassula ovata ‘Minima’ presenta un follaje diminuto y la Crassula ovata ‘Undulata’ es apreciada por su forma de hoja ondulada. Hay una variedad de Crassula ovata para todos los gustos.

Nivel de dificultad Fácil
Luz Sol directo
Tamaño adulto Grande
Crassula ovata

Agave de dragón (Agave attenuata)

Si te gustan los agaves pero no aprecias sus hojas puntiagudas, la Agava attenuata es una buena elección. Tiene las puntas de las hojas relativamente suaves y viene con la ventaja añadida de que es muy fácil de cuidar. Tiene una bonita forma de roseta. Los agaves cultivados en el exterior pueden alcanzar tamaños enormes, pero por suerte suelen mantenerse un poco más pequeños cuando se cultivan en casa.

El Agave attenuata no necesita mucho para mantenerse feliz. Proporciona un substrato que drene bien. Asegúrate de utilizar una maceta con un orificio de drenaje para que no haya riesgo de que el exceso de agua provoque podredumbre. El Agave attenuata puede colocarse en un lugar muy soleado, pero también le irá bien la luz indirecta, siempre que esté cerca de una ventana.

Si no puedes encontrar Agave attenuata pero quieres cultivar un Agave en el interior, la mayoría de las especies funcionarán relativamente bien. Todas son bastante resistentes, aunque algunas pueden tener espigas dolorosas y es posible que necesiten más sol directo.

Nivel de dificultad Fácil
Luz Sol directo
Tamaño adulto Grande
Agave attenuata, una suculenta popular.

Gasteria ‘Little Warty’

Con su curioso nombre común (‘little warty’ significa ‘pequeña verruga’), la Gasteria ‘Little Warty’ es sin duda una divertida adición a cualquier colección de suculentas. También es bastante fácil de mantener viva. Las suculentas del género Gasteria se encuentran entre las pocas especies que no necesitan mucha luz solar directa para crecer.

La Gasteria ‘Little Warty’ produce plántulas en su base y, con el tiempo, forma grandes racimos. Se puede cultivar en cualquier lugar que reciba luz brillante e indirecta. Un poco de sol directo no es un problema, pero asegúrate de evitar la exposición a los rayos del sol de la tarde para evitar que la planta se queme.

Utiliza una mezcla de substrato arenoso y riega regularmente durante el verano, cuando la planta está creciendo activamente. Durante los meses de invierno las Gasterias necesitarán menos agua. Deja que la tierra se seque completamente durante este periodo.

Nivel de dificultad Fácil
Luz Brillante e indirecta
Tamaño adulto Pequeño
Gasteria 'Little Warty', una suculenta popular.

Aeonium ‘Zwartkop’ (Aeonium arboreum ‘Zwartkop’)

Este impresionante cultivar de Aeonium arboreum se caracteriza por su intensa coloración morada oscura y negra. Tiene un aspecto casi arbóreo, con una sola roseta que crece sobre un tallo grueso y leñoso. Es muy decorativa y, por suerte, también bastante fácil de cultivar siempre que se cumplan sus requisitos básicos.

Si quieres cultivar el Aeonium ‘Zwartkop’ en el interior, debes tener en cuenta algunas cosas. A esta planta no le gustan las condiciones de poca luz, por lo que si la tienes en el interior todo el año tendrás que encontrar un lugar luminoso.

Si hace calor durante el verano, esta planta puede entrar en modo de hibernación para protegerse. Aunque es poco probable que entre en hibernación completa en el interior, es posible que el crecimiento de tu Aeonium se frene cuando las temperaturas empiecen a subir.

En cuanto al agua, estas suculentas son un poco menos tolerantes a la sequía que muchas de las otras de esta lista. Riega regularmente (en cuanto la tierra se haya secado). Planta tu Aeonium ‘Zwartkop’ en una mezcla que sea un poco menos arenosa que el substrato para cactus, pero que aún contenga perlita para el drenaje.

Nivel de dificultad Fácil
Luz Sol directo
Tamaño adulto Medio
Aeonium 'Zwartkop', una suculenta popular.

Pata de elefante (Beaucarnea recurvata)

Aunque lo parece, la Beaucarnea recurvata no es una palmera, sino una suculenta relacionada con los agaves. Esta planta de crecimiento lento no necesita mucho para mantenerse feliz, lo que significa que es una buena opción para los principiantes.

Sólo tienes que plantarla en tierra para suculentas normal, colocarla en el lugar más soleado que puedas ofrecer y regarla cuando la tierra se haya secado por completo. Durante el verano, esta planta puede secarse muy rápidamente y necesitará agua hasta una vez a la semana.

Hay que tener en cuenta que pasará bastante tiempo antes de que las patas de elefante adquieran su típica base gorda y leñosa. Las plantas jóvenes se parecen más a cebollas. Si no quieres que tu planta tenga ese aspecto, asegúrate de comprar una Beaucarnea recurvata más madura o te verás obligado a esperar mucho tiempo.

Puedes leer más sobre esta planta en la guía de cuidados de Beaucarnea recurvata.

Nivel de dificultad Fácil
Luz Sol directo
Tamaño adulto Grande

Aranto (Kalanchoe daigremontiana)

También conocido como aranto, Kalanchoe daigremontiana es una planta fácil de cultivar que tolera un poco de negligencia. Una opción maravillosa para los principiantes, aunque es una buena idea mantenerla alejada de tus otras plantas.

A esta suculenta le crecen pequeñas plántulas a lo largo de los bordes de sus hojas. Estas plántulas caen por todas partes, lo que significa que cualquier maceta que esté demasiado cerca se llenará de pequeños bebés de Kalanchoe que pueden desplazar al habitante original. Al principio parece bonito, pero a la larga puede resultar molesto.

Para mantener feliz a tu aranto, proporciónale la mayor cantidad de luz posible. Utiliza una maceta de terracota con un agujero de drenaje y una mezcla de tierra arenosa. Riégala un poco más a menudo de lo que lo harías con la mayoría de las otras suculentas. Esta planta puede soportar un substrato seco, pero le irá mejor si la mantienes ligeramente húmeda durante la temporada de crecimiento de verano.

Nivel de dificultad Fácil
Luz Sol directo
Tamaño adulto Medio
Kalanchoe daigremontiana, también conocido como aranto.

Sansevieria cylindrica

El género Sansevieria es prácticamente sinónimo de cuidado fácil. Estas suculentas parecen prosperar con la negligencia: su causa más común de muerte es el exceso de riego.

Se suele pensar que las Sansevierias crecen bien en condiciones de muy poca luz. Aunque es cierto que pueden sobrevivir durante años sin mucha luz, no prosperarán ni crecerán mucho. En realidad, es mejor proporcionarlas la mayor cantidad de luz posible.

A la hora de regar, ten cuidado. Utiliza una mezcla de substrato súper arenosa y no riegues hasta que se haya secado por completo. Esto probablemente sea una vez cada dos semanas en verano y menos de una vez al mes en invierno. Si no estás seguro, espera una semana más para minimizar la posibilidad de que se pudra tu planta.

Si quieres saber más sobre esta planta, echa un vistazo a la guía de cuidados de Sansevieria cylindrica.

¿Sabías que? Sansevieria se incluye ahora en el género Dracaena, aunque la mayoría de los entusiastas de las plantas de interior siguen refiriéndose a las plantas serpiente por su antiguo nombre.

Nivel de dificultad Fácil
Luz Sol directo
Tamaño adulto Pequeño
Sansevieria cylindrica, una suculenta popular.

Cactus lirio de Pascua (Echinopsis subdenudata)

Los cactus han estado poco representados en esta lista hasta ahora, así que vamos a compensar eso con una excelente especie para principiantes que alberga un hermoso secreto. El cactus de lirio de Pascua ya es bonito, pero no has visto la especie en todo su esplendor hasta que florece. Las flores no duran mucho, pero son espectaculares.

El cactus Lirio de Pascua se encuentra de forma natural en Bolivia y necesita un poco más de agua que los cactus normales, ya que no crece en hábitats desérticos. Aun así, necesita un substrato que drene muy bien y debes asegurarte de que la tierra se seca antes de volver a regar.

Una pizca de fertilizante para cactus durante la temporada de crecimiento debería estimular un crecimiento saludable y, con suerte, unas flores.

Nivel de dificultad Fácil
Luz Sol directo
Tamaño adulto Pequeño
Echinopsis subdenudata, o cactus lirio de Pascua.

Aloe barbadensis (Aloe vera)

Mejor conocido como Aloe vera, la Aloe barbadensis suele cultivarse por sus propiedades medicinales. Sin embargo, si buscas una planta de interior agradable y poco exigente, también es perfecta para eso.

Todo lo que necesitas para cultivar una Aloe barbadensis es una maceta con un orificio de drenaje (la terracota funciona bien) y substrato arenoso que drene bien. A las suculentas del género Aloe les gusta un poco menos el sol directo que a la mayoría de las demás suculentas, pero aun así, en interiores es difícil excederse. En cualquier caso, la planta te avisará si hay demasiada luz: sus hojas se volverán un color rojizo.

La Aloe barbadensis es muy fácil de propagar, así que puedes compartirla con todo el mundo. Una planta sana producirá hijuelos, que puedes separar con un cuchillo limpio y colocar en sus propias macetas. ¡Nuevos Aloes para tu colleción o para regalar!

Nivel de dificultad Fácil
Luz Brillante e indirecta o sol directo
Tamaño adulto Medio
Aloe vera, una planta de interior popular.

Collar de viña (Crassula perforata)

Otra Crassula fácil, la planta de collar de viña es una suculenta de interior muy popular. Con los cuidados adecuados crecerá rápidamente, haciéndose más alta y formando hijuelos en su base.

Como la mayoría de las suculentas de esta lista, para tener éxito, sólo tienes que colocar tu Crassula perforata en un substrato arenoso que drene bien y colocarla en el lugar más soleado que puedas ofrecer.

Durante la temporada de crecimiento, riega siempre que la tierra se haya secado. En invierno, cuando se oscurezca un poco más, reduce el riego a una vez al mes.

Si ves que las plantas están creciendo demasiado para tu gusto, simplemente corta sus cabezas y vuelve a plantarlas. Esto estimula la ramificación y da un aspecto más completo. La maceta se llenará de ramas en poco tiempo.

Consejo: Una ventaja añadida de exponer esta planta a mucho sol es que sus hojas, normalmente verdes, adquirirán un precioso tono rosado.

Nivel de dificultad Fácil
Luz Sol directo
Tamaño adulto Pequeño
Crassula perforata, una suculenta tambi;en conocida como collar de viña.

Si tienes más preguntas sobre las suculentas de esta lista o si quieres compartir tus propias experiencias, ¡no dudes en dejar un comentario abajo! 🌱

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.